Jenny Rodríguez publica su segundo libro: «Por qué comer plantas en un mundo que come carne»

Tras el éxito de Vive vegano, Jenny Rodríguez publica su segundo libro: Por qué comer plantas en un mundo que come carne. El libro, que ya puede encontrarse en preventa en nuestra web, y que estará disponible en librerías a partir del 1 de abril, recoge historias, entrevistas, pensamientos y reflexiones, y más de 30 recetas para poder cocinar 100% vegetal.

Por qué comer plantas en un mundo que come carne
Por qué comer plantas en un mundo que come carne

«¿Cuál es la gran verdad que hay detrás de comer carne? ¿Por qué nos cuesta tanto aceptar un futuro sin comerla? ¿Por qué parecemos resistirnos al cambio, incluso cuando nuestra supervivencia parece depender de que lo hagamos?». Con estas preguntas termina la introducción de un libro que es mucho más que un ensayo o que un libro de recetas. Porque sí, Por qué comer plantas en un mundo que come carne es un ensayo, y también es un libro de recetas, pero en el fondo es mucho más que esto.

El segundo libro de Jenny Rodríguez es un libro íntimo y valiente. Es un relato que a medida que avanza se convierte en un diálogo de tú a tú entre quien escribe y quien lee. El camino empieza serpenteando por las raíces de la propia autora, que nos habla de su bisabuela. Un pasado bonito y duro a la vez con el que enseguida conectamos, quizá porque todos tenemos nuestro propio pasado con el que reconectar.

No podemos permitirnos el lujo de dejar que las historias mueran, porque las necesitamos para reimaginar un futuro más justo.
Jenny Rodríguez

Y luego el camino sigue, por senderos que se tornan cada vez más empinados y llenos de piedras. Para qué negarlo, porque así es la historia de los animales con los que compartimos planeta. Y somos nosotros los que les hacemos el viaje duro y complicado de transitar. Hay partes del libro, como la entrevista que Jenny Rodríguez hizo a Mauricio G. Pereira, que estuvo siete años trabajando en el mayor matadero de Francia, que dejan sin palabras, y otras muchas que hacen pensar, dudar y reflexionar.

Pero al final, tras la subida más dura siempre llega la bajada. Ese soplo de aire en el camino que te devuelve la esperanza. Y como dice el título del sexto capítulo: «Otra vida es posible». En esta ocasión la esperanza al final del camino llega de la mano de María y Alberto, responsables del Santuario La Vida Color Frambuesa, que con su esfuerzo y su dedicación consiguen ser un lugar seguro para muchos animales que habían sido despojados de su futuro.

En el libro leemos: «Aquí los animales son tratados con dignidad y respeto por sus vidas. Independientemente de cuál haya sido su pasado: hayan sido explotados por la industria del entretenimiento, de la alimentación o de la ciencia. O si han sido abandonados por alguien. Se comprende su individualidad y se atiende a las necesidades particulares de cada uno. Por eso, quizá pueda llamarte la atención que todos los animales en el santuario tengan nombre propio. Desde el caballo más grande hasta la paloma más pequeña, que quizá sea habitante pasajera porque, con suerte, será liberada a las pocas semanas de llegar».

Hay belleza y esperanza en cada persona que compone esta transición, en cada costumbre generacional que saneamos y en cada conversación que nace para ocupar más espacios en defensa de los animales.
Jenny Rodríguez

Y como te hemos contado al principio Por qué comer plantas en un mundo que come carne no es solo un ensayo, sino que también incluye más de 30 recetas para pasar de la teoría a la páctica. En el recetario que Jenny Rodríguez ha preparado descubrirás cómo preparar sándwiches y tapas, salsas y untables, platos principales y dulces. ¿Quieres unas croquetas de patata y queso? ¡En 40 minutos puedes tenerlas listas!

Por qué comer plantas en un mundo que come carne
El segundo libro de Jenny Rodríguez, Por qué comer plantas en un mundo que come carne

Cuando llegamos a esta parte final del libro descubrimos su importancia y vemos que si leer el ensayo era casi imprescindible tener todas estas recetas no lo es menos. Porque, nos guste o no, demasiado a menudo la semilla de la conciencia ya se ha sembrado, pero para crecer depende de que sepamos qué comer, cómo tener la confianza para hacer los cambios necesarios en la dieta o cómo responder a todas las dudas nutricionales que nos asaltan ante algo que es completamente nuevo para nosotros. Y por ello tener las ideas, los recursos y la certeza de que se puede comer 100% vegetal sin renunciar a nada de lo que realmente es importante se convierte en algo básico e imprescindible a la hora de dar el paso y decidirse a comer plantas en un mundo que come carne.

Parte de los beneficios de este libro, tanto de la autora como de la editorial, se entregarán para la vida y el cuidado de los habitantes del Santuario La Vida Color Frambuesa, el mantenimiento de las instalaciones y los otros muchos requerimientos que tiene un santuario. Esta es tan solo una pequeña ayuda para que puedan seguir desarrollando un futuro para los animales rescatados.

En la misma colección

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Scroll al inicio